Para El Refugio de Cristo, los recaudadores son personas fundamentales. Ellos hacen un verdadero trabajo de hormiga. Largas caminatas, visitas, recorridos en distintas partes de la región; son los que permiten un gran porcentaje de recursos a través de nuestros socios.

Sin duda, que todos y todas las recaudadoras son vitales para continuar con un trabajo de calidad en cada una de las residencias de nuestra Fundación.

Por todo esto decimos ¡GRACIAS!, se merecen este día y mucho más.20180719_095342