Un delicioso taller de cocina y repostería y otro lindo de manualidades realizaron las niñas del hogar Félix Ruiz, donde prepararon exquisitos alfajores y tartaletas que posteriormente pasaron a degustar. Estos talleres fueron gestionados por la asistente social de la residencia y tienen como principal función el desarrollar habilidades y comportamientos frente a ciertas dificultades propias de niñas con problemas de vulnerabilidad. A través de actividades diversas, las niñas se ocupan, lo que ayuda en la desviación de preocupaciones o aburrimiento.