Refugio Vírgen de los Desamparados, La Calera

El Refugio Virgen de los Desamparados de La Calera acoge a los niños más pequeños de nuestra fundación. Por estar en un sector agrícola los niños salen junto a la directora, la Hermana Esperanza, a recoger frutas y verduras al campo. Ellos mismos ayudan a cortar y recogerlas en cajones para ser consumidas en la residencia y compartir con otros refugios que no tienen la posibilidad de salir al campo. Los niños también tienen la posibilidad de andar a caballo y de tener animales como gallos, gallinas y patos.

Su historia se remonta al año 1953 cuando la señora Adriana Huici de Eyzaguirre dona el terreno que alcanza una extensión de 13 mil m2. El lugar se ubica junto al río Aconcagua, al sur de la comuna. Se inauguró el 22 de febrero de 1959, recibiendo en un principio a 30 niños.

En 1962 llega procedente de Valencia, España, la imagen de la Virgen de los Desamparados y desde ese momento la residencia lleva su nombre. Desde 1971 religiosas de la congregación Operarias del Divino Maestro se han hecho cargo del Refugio.

Directora: Hermana Esperanza Maturana Campos