Queremos agradecer a todos quienes nos ayudaron a viralizar nuestro mensaje, que llegara a las autoridades y que tuviese un final feliz… fuimos escuchados y ahora podremos seguir dándoles amor y cobijo y defendiendo con más fuerza los derechos de los niños.