La Fundación Refugio de Cristo llevó a cabo su primera “Cena Solidaria” en el interior de la V región, evento que tuvo lugar en el Hotel Open de Quillota, lugar hasta el que llegaron cerca de 250 personas para colaborar con la institución regional dedicada a la protección de la infancia. El encuentro contó con una importante participación del sector empresarial, como también de socios y colaboradores de la institución que ha acogido en sus residencias a más de 24.000 niños vulnerables de la zona.

Durante la actividad, la Fundación expuso a través de su Director el Padre Enrique Opaso, los avances y desafíos que El Refugio tiene por delante; además de mostrar con datos duros la realidad de una Institución colaboradora de Sename. Al mismo tiempo se recalcó la necesidad de contar con nuevos socios y cooperadores que ayuden a solventar los gastos de las seis residencias para niños víctimas de maltrato y los dos liceos técnico-profesionales, para jóvenes de escasos recursos que la institución sostiene.

“Necesitamos la ayuda y el compromiso cada vez más fuerte de la región para continuar con la recuperación de tantos niños que llegan a nuestros Refugios, derivados por los Tribunales de Familia porque han sufrido vulneraciones graves”, indicó en la oportunidad el Padre Opaso.