Los días sábados en el Hogar Feliz Ruiz todas las niñas ponen sus manos en la masa. Así es, literalmente amasan y decoran deliciosos platos y postres a través del taller de repostería que las educadoras imparten a las niñas. Fue así como un sábado de abril, las niñas comieron una exquisita pizza elaborada con sus propias manos.