Cada año, el Refugio de Cristo celebra la fiesta de San José Obrero, patrono de los trabajadores, para homenajear a sus funcionarios, otorgándoles la premiación de quinquenios por años de servicio. Este año se distinguió a un número importante de trabajadores, los que cumplieron desde los 15 hasta los 35 años trabajando en la Fundación. Su dedicación, esfuerzo y espíritu de servicio los han destacado, y sin duda que merecen un reconocimiento. La distinción consiste en un monto en dinero, y un galvano como recuerdo.
¡FELIZ DÍA DEL TRABAJADOR!